Componentes

Incidencia política

Pretende que los actores locales competentes en la toma de decisiones en el tema de violencias contra las mujeres y en la realización de control político, reconozcan que existe una vulneración masiva de los derechos humanos de ellas como víctimas, así como la presencia de una insuficiente e inadecuada atención. Esto para visibilizar las condiciones que les permitan declarar una crisis humanitaria de emergencia, y en consecuencia incluir en sus agendas la adopción de acciones políticas, administrativas y presupuestales para intervenir el tema. Con este componente en el programa, se busca que el Concejo de la ciudad emita un conjunto de recomendaciones o un “plan de acción” dirigido a la administración municipal, en el que además de sugerirse la toma de medidas, se haga un seguimiento al cumplimiento progresivo de las mismas. Estas acciones son posibles en el marco de una Comisión accidental gestionada por la Alianza y creada para ello.

Movilización social y comunicaciones

Es una de las estrategias del litigio estratégico, con la que se pretende generar opinión pública y la movilización de los movimientos sociales, particularmente del movimiento feminista y social de mujeres, para exigir la protección y garantía de los derechos humanos de las mujeres y posicionar en la agenda pública sus necesidades prácticas y estratégicas. Sugiere la realización de campañas comunicativas e informativas, así como debates a manera de denuncia, buscando generar opinión pública favorable, para hacer visible las causas y efectos que generan tanto la vulneración de derechos de las mujeres, como las deficiencias en la atención por parte de las diferentes instituciones que hacen parte de la ruta. Este componente, se ocupa de crear un contexto comunicacional como un resultado necesario para impulsar y coadyuvar las acciones jurídicas, de incidencia política y demás pensadas dentro del programa y sus otros componentes. Todo ello, con la finalidad de que la ciudad, las y los tomadores de decisiones (concejales, funcionarios de la administración municipal, de la judicatura, del sector salud, protección, etc.) conozcan el trasfondo político, económico y social de las violencias de género y decidan actuar para mitigarlo.

Jurídico

Por medio de acciones jurídicas y el uso de los mecanismos de protección de derechos humanos, se realizan reclamos concretos ante la jurisdicción solicitando la protección de los derechos fundamentales, sociales, económicos, culturales o colectivos vulnerados Este componente pretende identificar con precisión los derechos conculcados, seleccionar las acciones legales a incoar para su exigibilidad judicial o administrativa, y acordar los medios probatorios afines. Se pretende el reconocimiento del derecho y la transformación progresiva en las políticas públicas, la jurisprudencia o las decisiones de las autoridades administrativas. Adicionalmente, su desarrollo promueve la generación de alianzas a partir de la articulación con diversos actores, como Consultorios jurídicos y organizaciones de la sociedad civil, quienes jugaran un rol fundamental en la selección y acompañamiento de casos.  Como se indicó previamente, este componente, de incidencia, el de comunicaciones y movilización social, así como el académico (que se expondrá en breve), se complementan al generar opinión pública y posicionar mensajes claves como el de la declaración de crisis humanitaria de emergencia, tanto en sede judicial, como en sede política.

Académico

Este componente es transversal a la estrategia de litigio estratégico, promueve el debate académico y la producción social de conocimiento acerca de la violencia contra las mujeres. Su finalidad es fundamentar académica e investigativamente las estrategias implementadas, y contribuir mediante la investigación, la docencia y la extensión, en la transformación de la percepción y compresión que sobre los problemas sociales y de interés público permanecen en: jóvenes en formación, docentes, operadores de justicia y funcionarios administrativos. Para ello, el componente promueve la investigación, la formación y la acción, en la construcción de relaciones de género, así como sobre las causas y efectos de las violencias contra las mujeres. Todo ello, busca que desde la reflexión académica se aporte a la superación de los estructuras patriarcales y androcéntricas en las que se fundamentan la violencias cognitivas, epistémicas y las violencias sobre el cuerpo de las mujeres, trascendiendo el rol académico tradicional pasivo, al promover la acción y la investigación aplicada.

Administrativo

Tiene como finalidad la articulación de cada uno de los componentes de la estrategia de litigio estratégico. El desarrollo de este componente supone las acciones de dirección, administración y financieras que dan sostenibilidad al litigio estratégico y que impulsan paralelamente a las acciones jurídicas, políticas y comunicacionales del caso paradigmático. Corresponde a este componente la planificación, consecución y administración de los recursos humanos, institucionales, tecnológicos, científicos y financieros para poner en práctica la estrategia de litigio de alto impacto propuesta por la Alianza.